¡Las autoridades deberán saber que la inversión en ciencia generará resultados económicos de manera casi inmediata, siempre que se apueste por el conocimiento! 

Los avances y descubrimientos científicos buscan resolver problemas de la sociedad de manera directa o indirecta, a corto o a largo plazo. Sin embargo, una de las críticas más severas al financiamiento de la ciencia es que esta necesita de la inversión de una gran cantidad de recursos sin la garantía de que se generen resultados científicos aplicables y peor aún réditos económicos.

Una investigación afirma lo contrario.  El estudio publicado en la revista Science y llevado a cabo por un grupo de investigadores estadounidenses del Instituto Americano para la Investigación, la Universidad de Michigan, la Universidad de Chicago y la Universidad Estatal de Ohio afirma que el impacto económico de la financiación en ciencia tiene resultados positivos a corto plazo. Julia Lane, directora de la investigación afirmó que “este estudio proporciona evidencia de que la ciencia es un trabajo productivo. El emprendimiento científico emplea a personas. Estas utilizan aportaciones del capital, y la actividad económica se produce de manera inmediata. Los responsables políticos deberían comprender cómo se genera la ciencia al tomar decisiones sobre asignación de recursos, y este estudio brinda información verificable para tomar este tipo de decisiones”.

El trabajo utilizó datos del proyecto Star Metrics, que analiza el impacto de las subvenciones federales de EEUU en ciencia y tecnología. De esta manera, se analizó el impacto de las ideas y resultados publicados en artículos científicos y transformados en patentes utilizadas por la industria. Por ejemplo, se puede saber a ciencia cierta cuál es el impacto del financiamiento de proyectos que investigan una enfermedad en particular en las personas que padecen esta patología y el monto de las ganancias que se podrían generar a partir del descubrimiento de una cura. Además, el estudio también concluye que la investigación científica crea puestos de trabajo en sectores de alta calificación académica y profesional. Roy Weis, uno de los coautores del trabajo, afirma que aparte del impacto que tiene la investigación científica en la resolución de problemas de la sociedad, ahora se tiene evidencia del impacto positivo en la economía.

Los resultados obtenidos en EEUU obedecen a una política clara de prioridad para la ciencia y la tecnología, lo que podría ser un modelo para economías en crecimiento como la ecuatoriana. La aplicación de este tipo de estrategias garantizan resultados a corto plazo. En el Ecuador, el contexto para realizar investigación científica ha cambiado dramáticamente en los últimos años; sin embargo, al parecer aún no es un terreno estable. ¡Las autoridades deberán saber que la inversión en ciencia generará resultados económicos de manera casi inmediata, siempre que se apueste por el conocimiento! ¿Acaso necesitamos más evidencias de la importancia de la investigación científica en el crecimiento de la economía?

Por: PhD. Alfonso Molina

Biólogo. PhD en Biotecnología. Docente universitario. Director de laboratorios de instituciones públicas. Sus áreas de interés incluyen biotecnología, evolución y ecología molecular y control biológico. Actualmente, está involucrado en el inventario y caracterización de la biodiversidad microbiana del Ecuador.